CHILPANCINGO, Gro., 30 de mayo de 2019.-El diputado local por Morena, Moisés Reyes Sandoval consideró que las manifestaciones que se han originado en torno a su propuesta de reforma al Código Civil del Estado de Guerrero, que daría legalidad a los matrimonios entre personas del mismo sexo, están dirigidas políticamente y advirtió que de no aprobarse en la entidad la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) podría ordenar hacerlo, como ya ocurrió en Nuevo León.

El diputado impulsor de la reforma a los artículos 351 fracción V, 412, 430, 435 y 436 del Código Civil del Estado de Guerrero, se dijo respetuoso de todas las opiniones, sin embargo, no se trata de una situación moral, religiosa o política, sino legal o hasta constitucional, pues ya hay 15 estados que han legislado a favor, tras una resolución de la SCJN de 2014 a favor de una pareja.

Reyes Sandoval consideró que el tema se ha politizado luego la aparición de la ex diputada federal priísta, Julieta Fernández Márquez y reconoció que en el caso de la Comisión de Justicia, el presidente Omar Jalil Flores Majul, también del PRI, está “muy echado para adelante” para dictaminar en contra.

Ante ello indicó que si se dictamina en contra el escenario podría cambiar en el pleno, pues él cabildeará con sus compañeros de bancada, y de otras, para que se haga conciencia de que se trata de un tema jurídico y además irreversible ante el panorama nacional y legal.

“Si votamos en contra nos vamos a ver en la vergüenza de la Suprema Corte de Justicia nos ordene legislar en la materia, creo que se tiene que concientizar la gente y votar por este tipo de legislaciones”, expresó.

Mencionó que en otros estados la legislación similar se ha hecho con el rubro de adopción sin embargo en Guerrero su propuesta no lo incluye, pero, no se va a tapar el sol con un dedo pues ya hay guerrerenses con actas de matrimonio de otros estados.

Con respecto a la postura manifestada por los integrantes del Frente Nacional por la Familia Guerrero en torno a que con la reforma se afectaría la reproducción, Moisés Reyes la consideró anacrónica y hasta medieval pues indicó que México tiene un bono demográfico hasta 2050 con una proyección de más nacimientos que muertes.

Dijo que no porque no se logre el matrimonio igualitario, las parejas del mismo sexo dejarán de estar juntas y llamó a las organizaciones a que se enfoquen en las parejas heterosexuales porque ya no quieren tener hijos o si se casan prefieren adoptar una mascota que reproducirse.

Con respecto a el argumento de que hay cosas más urgentes en Guerrero, el diputado local indicó que en su caso ha sido de los legisladores más productivos y además de esa iniciativa ha presentado otras 24 que incluyen seguridad, justicia y medio ambiente.