IXTAPA, Gro., 7 de abril de 2020.- El  panorama del Centro Integralmente Planeado (CIP) de este municipio es muy desalentador tras las medidas tomadas por la contingencia sanitaria del Covid 19, ya que la economía está paralizada.

Los hoteles y los restaurantes están cerrados, no hay actividad, se percibe como un lugar fantasma, más que como un destino turístico, incluso las zonas comerciales no tienen visitantes.

“No hay gente en la calle, en las áreas comerciales, prácticamente se siente como un pueblo fantasma, más que estamos acostumbrados a la afluencia de turistas, que llegan y nos visitan y hacen el movimiento, y ahora nada”, dijo el presidente del Consejo Ciudadano de Turismo, Ricardo Gómez Cardoso.

Enfatizó que los habitantes están haciendo un “esfuerzo enorme” para mantenerse de pie a pesar de las circunstancias por la pandemia, pues prácticamente todo depende del turismo.

“Imagínate, se ha venido una avalancha de desempleo; camaristas, bell boys, cocineros, stewards, amas de llaves, meseros, personal de mantenimiento y vigilantes, que lamentablemente han sido mandados a sus casas”, apuntó.

Gómez Cardoso agregó que inevitablemente se tienen que mantener esas medidas para evitar el contagio, pues hay gente que no ha entendido que se tiene que quedar en casa, que no tiene que salir si no tiene a qué, y ponderó que ojalá les llegue el mensaje y entienda, pues de lo contrario puede empeorar.