CHILAPA, Gro., 12 de mayo de 2015.- Cerca de 500 ciudadanos arribaron la tarde de este martes a la catedral de Chilapa para iniciar nueva marcha por la inseguridad y presencia de la supuesta policía comunitaria en el municipio.

El contingente se dirigió a las oficinas de Seguridad Pública, en búsqueda del oficial Juan Suástegui, para pedirle cuentas de su trabajo.

Las personas continúan en el reproche de quienes ocupan la cabecera desde el pasado sábado 9 de mayo con el control de la seguridad en esta ciudad.

Vecinos se organizan también en las redes sociales para citar a nueva asamblea este día en la plaza cívica para “tomar acuerdos porque no podemos seguir permitiendo atropellos”.