ACAPULCO, Gro., 13 de octubre de 2020.- Bajo la sombra de la crisis que desencadenó la pandemia del Covid 19, el gobernador Héctor Astudillo Flores rindió su Quinto Informe desde el Palacio de Gobierno en la capital, ante los legisladores de la sexagésima legislatura, en un videoenlace que fue transmitido simultáneamente por las cuentas de Facebook del mandatario y del Congreso de Guerrero.

En su mensaje en el que reconoció la participación del gobierno federal para afrontar la pandemia, Astudillo Flores dijo que en lo que resta de su administración, está entre sus propósitos que el turismo renazca, que el campo sea más productivo y más atendido, entregar un sistema de salud “mucho mejor que el que había antes del coronavirus” y “sea capaz de salir adelante en esta difícil etapa”.

Además que la buena minería mejore y se consolide en la entidad, que la Universidad Autónoma de Guerrero siga mejorando, así como que los pueblos originarios y afromexicanos tengan garantizados la justicia y la mejora social.

Asimismo prometió que buscará que los empresarios apuesten por Guerrero, y fortalecer y mantener una relación respetuosa y responsable con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

En miras a la próxima contienda electoral, el mandatario aseguró que mantendrá una actitud apegada a la legalidad y de respeto ante todos los actores y partidos políticos.

En su discurso habló de los logros en materia de seguridad, momento en el que afirmó que Guerrero es ahora más seguro que cuando tomó posesión como gobernador.

No obstante, admitió que la llegada de la pandemia representó enormes retos, por lo cual hubo una alineación con las políticas de la federación en materia de salud, ya que desde el 21 de enero y con el primer aviso de emergencia, se comenzaron a organizar las tareas y posteriormente se inició la reconversión hospitalaria.

Reconoció el trabajo que desarrolló la representante del gobierno federal en el estado para hacer frente a la pandemia, Rocío Bárcena Molina, a quien expresó sus condolencias por la muerte del subdelegado federal en Acapulco, César Núñez Ramos.

“La pandemia es lo que representa un nuevo obstáculo para Guerrero y especialmente para el turismo”, subrayó luego de hablar de este sector.

Mencionó cada una de las acciones que su gobierno ha hecho para atender las dudas de las personas ante el coronavirus, así como lo conducente tras el cierre de espacios, cancelación de congresos y cómo se detuvo la actividad económica para actividades no esenciales.

Héctor Astudillo dio cuenta de la reconversión hospitalaria, de la ampliación de servicios para atender a pacientes con Covid 19, así como de la donación del hospital móvil que hizo el gobierno de Estados Unidos; las llamadas y difusión de mensajes para advertir sobre la alerta y cómo prevenir los contagios.

Añadió que se perdieron 15 mil empleos formales y cerca de 40 mil informales durante el cierre de actividades no esenciales, y que continúa la entrega de apoyos económicos para evitar una mayor pérdida de puestos de trabajo.

Subrayó que seguirá “sirviendo a Guerrero sin límites, alejado de los abusos, alejado de los escándalos, y alejado también de los excesos del poder”.

“Guerrerenses, señoras y señores, somos hombres y mujeres que nos hemos forjado en la adversidad. El tiempo que viene, lo habremos de enfrentar como históricamente lo hemos hecho los guerrerenses en esta tierra suriana: con carácter, con dignidad y con una gran determinación”, concluyó el gobernador.