CIUDAD DE MÉXICO, 1 de febrero de 2019.- Desde hace algunos días se hicieron virales en redes sociales denuncias por intentos de secuestro en las instalaciones del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro.

El modus operandi, de acuerdo con los textos señalados, es que rodean a la posible víctima para posteriormente sacarla del lugar, sin embargo, hasta ahora no había sido presentada alguna denuncia formal ante las autoridades.

El tema cobró relevancia cuando no fue una sola denuncia la compartida miles de veces, sino varias, en diferentes puntos, lo que encendió los focos rojos, no sólo de las y los usuarios del Metro, sino también de las autoridades.

Incluso se dio a conocer un mapa de las estaciones donde fueron denunciados, en redes sociales únicamente, los intentos de privación ilegal de la libertad, esto con la finalidad de prevenir a las mujeres sobre los incidentes.

Este mapa, realizado con base en el del STC, se compartió miles de veces en diversas redes sociales, incluso el servicio de mensajería Whatsapp, no obstante, apenas hace un par de días, autoridades del Metro descartaron alguna denuncia.

Durante esta semana, la jefa de gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum señaló que se incrementaría un operativo de vigilancia en las estaciones con mayor cantidad de denuncias para evitar este ilícito, por el que, dijo, no se había presentado denuncia formal alguna.

LA POLICÍA APOYÓ A UNA JOVEN

Este jueves, se suscitó un caso más, esta vez en la estación Tacubaya, de la Línea 7, de acuerdo con información oficial, agentes de la Policía Bancaria brindaron ayuda a una joven quien señaló que dos hombres intentaron sujetarla en uno de los pasillos.

Según el relato de la víctima, ella pidió el apoyo a los uniformados que se encontraban en el área de torniquetes a quienes les relató que cuando transitaba en el pasillo para transbordar a la estación Tacubaya, dos hombres la sujetaron de los brazos, pero ella logró escapar al forcejear.

La mujer huyó hacia los trenes y al llegar a la estación San Pedro de Los Pinos decidió pedir el apoyo de los policías, quienes activaron el protocolo de seguridad y esperaron hasta que un familiar llegó por ella.

No obstante, la víctima no presentó una denuncia formal por estos hechos ante la Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México, hecho que según las autoridades, complica el seguimiento en muchos de los casos.

Más información aquí.