CIUDAD DE MÉXICO, 21 de octubre de 2018.- Ante el arribo de miles de migrantes centroamericanos que intentan cruzar la frontera sur para seguir su travesía hacia los Estados Unidos, el Secretario de Estado Mike Pompeo, aseguró que “México detendrá y repatriará a los migrantes que entren a México violando las leyes de este país, y en los casos en que los migrantes soliciten asilo, procesarán las solicitudes de acuerdo con la ley mexicana”.

El político estadounidense pronunció que su país sigue de cerca la caravana de migrantes, en la que miles de ciudadanos de Honduras y otros países continúan haciendo un viaje muy peligroso a través de Guatemala y México.

“Muchos migrantes están tratando de transitar esos países, y en ese proceso están violando la soberanía, las leyes, y los procedimientos de esos países. Como el Presidente Trump ha declarado, de conformidad con la ley estadounidense, Estados Unidos no permitirá que inmigrantes ilegales ingresen o permanezcan en Estados Unidos”.

“Nos preocupa que estos migrantes lleguen a ser víctimas de traficantes de personas u otras personas que los exploten. También estamos profundamente preocupados por la violencia provocada por algunos miembros del grupo, así como por los motivos políticos aparentes de algunos de los organizadores de la caravana”, advirtió.

Dijo que el gobierno de Donald Trump entiende que aquellos que no califiquen serán devueltos a través de un proceso seguro y ordenado consistente con las leyes de México.

La nota aquí.