ACAPULCO, Gro., 16 de febrero de 2020.- El arzobispo del puerto, Leopoldo González González pidió a la sociedad mirar de corazón el dolor de los padres del bebé de tres años de edad muerto por asfixia dentro de un coche en el Ex Ineban, pues dijo que la pérdida de un hijo es muy dolorosa, pero en estas circunstancias lo es aún más.

“Quiero expresarle a través de ustedes, a la familia de este niño que comparto su dolor como muchos que hemos habido de lo sucedido, compartimos su dolor, su tristeza, pido al Señor que sane la herida que hay en el corazón de ustedes, sólo él puede sanar esa herida”, expresó.

Durante su conferencia en la Catedral Nuestra Señora de la Soledad, el prelado católico también convocó a ser más cuidadosos con los niños, ancianos, discapacitados y mascotas, tras la muerte de un bebé de tres años por asfixia, quien fue dejado por su padre en la parte de atrás de su coche.

No obstante, insistió en la importancia de hacer caso a todas las recomendaciones de Protección Civil en este tipo de casos. “Todos ayudémonos, ha sido un momento muy doloroso no sólo para la familia sino también para la sociedad, sentimos mucho este dolor que ha pasado”, sostuvo.

Por otra parte, sobre los feminicidios, señaló que se debe respetar la vida como un derecho fundamental, y que este delito se castigue teniendo en cuenta ese agravante, ya que la impunidad o disminución de sentencia no ayuda a frenar la omisión de este crimen.

En otro asunto, Leopoldo González llamó a la ciudadanía a participar en las encuestas del Inegi, ya que es muy importante conocer sus respuestas para que el gobierno se enfoque más en su trabajo.