MÉRIDA, Yuc., 6 de mayo 2021 .- Depresión, impotencia y estrés es lo que Monsse vivió durante tres meses; ella fue víctima de una red de pornografía que exhibía, sin su consentimiento, fotografías íntimas a través de un sitio web que operaba en Yucatán.

Para Monsserrat Cen a sus 20 años, este suceso cambió completamente su vida, se enfermó de anorexia nerviosa, dejó de frecuentar lugares públicos, y cerró todo tipo de redes sociales.

En entrevista con Quadratín, Monsse recordó aquel día, cuando un perfil falso, que utilizó la identidad de una conocida suya, le pidió la descarga de una aplicación, momento en donde inició todo.

“Mi caso cumplió seis años, me pasó en octubre, nunca se me va a olvidar que fue un lunes. Yo estaba en mi casa realizando material didáctico, porque soy maestra de educación especial, en eso me llegó un inbox de una ex compañera de la secundaria. Me pidió que descargara una aplicación de play store que se llamaba airport, el icono era un avioncito de papel como el telegram”, comenzó a relatar su pesadilla.

Una vez que comenzó la descarga, Monsse se percató que apareció una barra que indicaba que se estaban exportando sus fotos y mensajes. “Yo dije, ¿por qué va a exportar si apenas lo voy a descargar?. Lo sentí muy raro y le di cancelar, pero ya había llegado más de la mitad de la barra”, detalló.

Pasaron un par de días y un miércoles, su ex novio, que en ese momento era su pareja, le dijo por mensaje que sus fotografías intimas estaban en la página Yucatercos, un portal de pornografía ilegal.

Más información AQUÍ