ACAPULCO, Gro., 15 de mayo de 2021.- El candidato de la alianza PRI-PRD a la alcaldía de Acapulco, Ricardo Taja Ramírez indicó que actualmente hay “un desgobierno, un gobierno lejano”, en materia de seguridad, ante los recientes hechos violentos.

Ejemplificó el ataque armado a simpatizantes de la candidata de Morena, Abelina López, en la colonia La Laja y la balacera ocurrida en un palenque clandestino en La Sabana.

En conferencia de prensa, acompañado del presidente municipal del PRI, Sofío Ramírez Hernández y el síndico del Ayuntamiento, Javier Solorio; Taja Ramírez condenó los hechos ocurridos en La Sabana, en donde perdieron la vida un hombre, una mujer embarazada y cuatro heridos.

Acusó que la administración de Adela Román Ocampo “ha sido un gobierno lejano de las causas” y ha dejado mucho que desear en materia de seguridad.

Recordó que el actual gobierno lleva cuatro encargados de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública y no existe la prevención del delito, de la cual el Ayuntamiento está encargado.

Cuestionó el por qué había un palenque clandestino en esa zona a pesar de que esas actividades están prohibidas y señaló que a quién le echarán la culpa.

“Si hoy este gobierno, o quien gobierna está dejando destruido, pues hay que decirlo, que quien aspira a ser presidenta municipal por Morena, pues nos va a dejar Acapulco, si esta (administración) nos está dejando destruida, nos va a dejar en cenizas”, expresó el abanderado de la alianza PRI-PRD.

Añadió que Acapulco se ha convertido en una ciudad sin ley, y cualquiera puede asesinar, robar y no pasa nada.

Taja Ramírez dijo que entre sus propuestas sobre seguridad, está la capacitación y profesionalización de los agentes municipales; además de reactivar la academia de policías, para la renovación generacional de los efectivos y que estén mejor capacitados.

Por su parte, el síndico Javier Solorio, quien hasta hace un mes era de Morena, denunció que la familia de la alcaldesa “se metió a la Secretaría de Seguridad Pública a ¿quién sabe qué?”, e hicieron renunciar al entonces secretario Ofelio Romualdo Aguilar, quien consideró, estaba haciendo bien su trabajo.

Acusó que Roberto Espinoza, sobrino de la presidenta hacía negocios con el subsidio para el Fortalecimiento del Desempeño en Materia de Seguridad Pública (Fortaseg) y actualmente es coordinador de campaña de Abelina López Rodríguez.

Por su parte, Sofío Ramírez pidió al gobierno federal y estatal instalar una mesa de seguridad especial para Acapulco, por lo que esta ciudad representa en el proceso electoral.