ACAPULCO, Gro., 7 de enero de 2016.- Aproximadamente a las 11:30 horas, la Secretaría de Protección Civil municipal recibió el reporte de que un tigre se encontraba deambulando en el cerro El Veladero, cerca del poblado Carabalí, dos kilómetros arriba del basurero municipal.

Ante el alertamiento, personal de Protección Civil, efectivos de la Fuerza Estatal y dos inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) acudieron al lugar señalado donde los esperaba  Leonardo Rosas, tío del joven de 15 años que aseguraba se trataba de Ankor, el tigre de Bengala que se escapó de la Unidad de Manejo Ambiental, Paraíso de los Manglares.

Debido a que la zona montañosa colinda con el municipio de Coyuca de Benítez, el reporte fue atendido de manera inmediata y se realizó el recorrido para encontrar al felino al que escuchó “gruñir” el menor, según relató su tío.

Tras 30 minutos de recorrer la zona, se localizaron huellas en un vereda que de acuerdo con las autoridades no pertenecen a un tigre, pero que por el tamaño podría tratarse de un tigrillo.

Ankor desapareció desde el pasado 26 de octubre del eco desarrollo turístico ubicado sobre la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, en el poblado El Bordonal del municipio de Coyuca de Benítez.