CHILPANCINGO, Gro., 12 de diciembre 2017.- El alcalde de Chilpancingo Jesús Tejeda Vargas aceptó que es innegable el repunte de violencia en la capital, luego del asesinato de cuatro personas en una velación de la Virgen de Guadalupe, por lo cual consideró necesaria la ayuda de la federación.

En entrevista, el presidente municipal expresó que en el hecho hubo dos asesinados y dos heridos, mismos que murieron al ser atendidos en el hospital. Tejeda Vargas se limitó a decir que los armados “llegaron contra una familia”, que el municipio hace su trabajo en materia de seguridad y se desarrollan estrategias, pero reconoció que se necesita mayor eficacia.

“Hacemos el llamado al gobierno federal para que ayude al municipio y al estado, es una tarea que es difícil, pero si nos ayudan podemos en un momento dado brindar seguridad a la ciudadanía”, expresó.

En otro tema, Tejeda Vargas informó que se requieren 20 millones de pesos para el pago de prestaciones de fin de año y confió que para el 15 de diciembre se tendrá, con ayuda del gobierno del estado.

Consideró que el gobierno del estado ha sido generoso y solidario con su administración, y que por ello se podrá cumplir con la necesidad de la base trabajadora.

Respecto a la protesta de trabajadores de la Subsecretaría de Tránsito y Vialidad municipal el lunes pasado para exigir la destitución del responsable de esa dependencia Pablo Antonio Astudillo Navarrete, el alcalde Tejeda Vargas indicó que no era viable hacerlo y justificó que el encargado de la dependencia dijo que son los trabajadores los que no quieren cumplir con lo que les encomienda.

“Platicamos y dijo que a nadie le gusta que lo ordenen y que lo pongan a trabajar”, aseveró.