ACAPULCO, Gro., 30 de octubre de 2017.- Félix Salgado Macedonio rechazó que su nombramiento como coordinador de Organización de Morena represente una precandidatura a senador, afirmó que trabajará coordinadamente con el dirigente estatal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros y se dijo incorregible e incalumniable.

“Todo lo que digan de mí, es cierto”, respondió cuando en el noticiero de Capital Máxima en Chilpancingo los periodistas Federico Sariñana y Juan José Contreras le preguntaron si los escándalos públicos en que se ha visto involucrado podrían afectar la imagen de Andrés Manuel López Obrador en la contienda presidencial de 2018.

“Yo tengo más negativos que positivos. Yo sé que no estoy compitiendo para Cardenal, ni tampoco soy santo. Cuando me dicen: Oye hay que fortalecer aquí porque andas bajo, la fama es mala, muy mala, mujeriego, parrandero, jugador, borracho, todos los vicios de Gabino Barrera y de Simón Blanco me los juntaron”.

-¿Y sí los tiene?

– Sí.

E insistió: “Cuando me dicen: Oye hay que corregir eso, y yo les digo: ¡Ay no manchen!, ahora a mis 60 años me quieren quitar todo eso, no pus no, yo ya estoy viejo, árbol que crece torcido jamás su tronco endereza”.

Luego, Salgado Macedonio se autodefinió. “Yo así soy, soy incorregible, soy impredecible, soy incalumniable, todo lo que digan de mí es cierto”.

Respecto a la lectura de que su nombramiento lo convierte en el virtual precandidato al Senado como se manejó en varios medios de comunicación, Salgado Macedonio expresó que “a mí no me dijeron eso. A mí me dijeron vas a ser el coordinador estatal de organización de Morena”.

Abundó que su trabajó será armar la estructura seccional y que trabajará de manera coordinada con el dirigente Pablo Amílcar Sandoval a quien dijo tener un gran aprecio y que su padre y su abuelo Pablo Sandoval Ramírez y Pablo Sandoval Cruz son sus amigos y compañeros en la lucha de la izquierda.