ACAPULCO, Gro., 21 de febrero de 2019.- Después de ocho años de juicio, un tribunal alemán condenó este jueves a la empresa armamentística Heckler & Koch a una multa de 4.2 millones de pesos y a dos de sus empleados a sendas penas de libertad condicional en el un proceso por envío ilegal de armas a México.

De acuerdo con la BBC, el tribunal determinó que entre 2006 y 2009, los primeros años de la guerra contra el narcotráfico iniciada por el gobierno de México, Heckler & Koch infringió las reglas de exportación de armas alemanas.

La firma envió cerca de cinco mil rifles de asalto G36 y otras armas más pequeñas a regiones en conflicto, entre ellos Guerrero, zonas vetadas por Alemania para realizar exportaciones debido a la falta de garantías de respeto de derechos humanos.

Algunas de estas armas presuntamente se utilizaron en el ataque contra estudiantes de la normal de Ayotzinapa en septiembre de 2014 en Iguala, que dejó un saldo de seis jóvenes muertos y 43 más desaparecidos.

 En 2015, el gobierno alemán reconoció que esta posibilidad no podía ser descartada y pidió “perdón” en caso de que hubiese sido así.