IGUALA, Gro. 23 de Julio.- Con la entrada de la reforma fiscal, los gobiernos municipales se convertirán sólo en administradores de los recursos públicos federales debido a que impusieron candados a los programas que ejercen los municipios, afirmó el sindico administrador, Óscar Chávez Pineda.

En entrevista, criticó la entrada de la reforma fiscal, así como el método de selección del programa nacional de la Cruzada Contra el Hambre, debido a que se basa en datos estadísticos del INEGI.

Especificó que los municipios se vuelven administradores con la entrada de la reforma fiscal, por ejemplo, en el ramo 33 solo aplicarán un porcentaje para que hacer pavimentaciones y ya no se podrán hacer obras en escuelas como bardas, techados, entre otras, además de que sólo se dará un catálogo de obras que pueden hacer.

Mencionó que pusieron muchos candados a los programas que ejerce el municipio y por ello llegará un momento en el cual los ayuntamientos serán solo simples administradores de recursos que llegan a los municipios.

Respecto al programa de la Cruzada Nacional Contra el Hambre señaló que las comunidades de Coacoyula y Santa Teresa no son localidades que necesiten del apoyo del programa como lo requiere Ceja Blanca.

Señaló de manera sarcástica que el INEGI realizó su encuesta a través de un satélite, por lo que “lo único que podemos hacer es poner la mente alerta y tomar estas medidas de implementar descuentos de que si estás debiendo años anteriores se pongan al corriente”.

Agregó que la federación le quitó los contribuyentes al estado, que era de donde se agenciaban una comisión muy buena. Ahora el estado se hará cargo del cobro del predial de los municipios, utilizando el terrorismo fiscal, razón por la que el municipio implementó el descuento del 50 por ciento a los contribuyentes morosos y el 30 por ciento en rezago a los comerciantes del mercado municipal.