ACAPULCO, Gro., 5 de agosto de 2020.- Músicos de al menos tres agrupaciones, intérpretes y cantantes acapulqueños salieron a las calles para botear entre los automovilistas, pues los bares y discotecas que los contrataban continúan cerrados por la pandemia.

Los jóvenes músicos desarrollaron una breve presentación, la cual incluyó fragmentos de piezas como El Sirenito, famosa por el cantante Rigo Tovar; Se me perdió la cadenita, Carmen, de la Sonora Dinamita; y fragmentos de populares chilenas guerrerenses.

En declaraciones, el trombonista de la agrupación Acapulquito Reggae, conocida por su propuesta de rock alternativo, Carlos Morales explicó que la crisis económica obligó a muchos músicos salir a trabajar en la calle, pues desde hace cinco meses que no hay trabajo para ellos.

Otro músico, el chelista de la Orquesta Filarmónica de Acapulco, Enock Rodríguez dijo que con la falta de trabajo, el integrante de Los guerreros de Acapulco, Eder García les habló de la necesidad de botear en la Costera, pues las familias que dependen de ellos carecen de recursos para continuar en el confinamiento por la pandemia del Covid 19.

Rodríguez López, quien es vocalista de la agrupación Cuatete Sound, puntualizó que la solidaridad que expresaron otros músicos, busca sensibilizar a las personas, automovilistas y peatones a dar una moneda a un músico cuando lo vean interpretando alguna canción en la calle.

“No somos sólo nosotros, es la comunidad que es más grande”, expresó.

Otro músico, comentó que agrupaciones que dependían de las fiestas que se organizaban entorno a los jueves pozoleros, pero éstas tampoco se han reanudado.

“Se acabó el pozole, ya no hay más pozole”, lamentó en referencia a que no hay reuniones en los establecimientos.

“Todos los eventos se nos cayeron y estamos aquí porque ahorita en la pandemia, los que vivíamos al 100 por ciento de los eventos, en las pozolerías, los restaurantes que nos daba ingresos, ahora que esos espacios donde mostrábamos nuestro talento, no nos contratan y tenemos ingresos”, señaló Carlos Morales.

Indicaron que algunos músicos, sonidistas  o técnicos que trabajaban en discotecas o bares, incursionaron en la venta de repostería o consiguieron empleo como choferes de taxi.

Eder García, afirmó que muchos piensan que con la pandemia, no volverán a trabajar como antes, dado que “de por sí la música estaba en banca rota”.

De Cuatete Sound participaron además de Enock Rodríguez, Alex Mendoza; los integrantes de Los guerreros de Acapulco que salieron a la calle también son Ramiro Gómez, Antonio García y Yair Rico; y de Acapulquito Reggae están Palma de coco y Carlos Morales.