CIUDAD DE MÉXICO, 16 de septiembre de 2021.- El inicio del Grupo C de la Europa League dio un buen juego entre el local Leicester City y Nápoles, que se recuperó de una desventaja de dos goles y empató, gracias a Victor Osimhen.

El primer gol lo tuvo el club inglés, al minuto 6, cuando luego de intento de despeje y rebote, el esférico quedó para Barnes, casi en el área chica, disparó con dirección de gol, pero el guardameta Ospina desvió a tiro de esquina con las piernas.

Tres minutos después, Leicester no volvió a perdonar: luego de centro por izquierda de Barnes, al segundo palo, Ayoze Pérez, manteniendo el paso, cacheteó de volea, la pelota picó en el pasto y el portero Ospina desvió, pero no evitó que rodara entre los tres palos para el 1-0.

La nota aquí.