ACAPULCO, Gro., 10 de febrero de 2016.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que son 322 tortugas marinas muertas  de las especies prietas y golfinas en las playas de Guerrero.

De acuerdo con Profepa, en su mayoría son machos, las cuales fueron halladas en 20 kilómetros del litoral en las playas El Carrizal, en Coyuca de Benítez; Boca Chica, Michigan  y Barra de Nuxco, en Tecpan de Galeana, ambos municipios pertenecientes a la región Costa Grande del estado.

La muerte masiva de tortugas marinas en el estado preocupa a autoridades y universidades de Guerrero y Oaxaca especializadas en materia ambiental y de salud, por lo que se reunieron en este puerto para constituir un grupo interinstitucional y establecer un protocolo de investigación, el cual inició con la constancia clínica del hallazgo e inspección de las playas donde aparecieron los más de 300 cadáveres, tal y como informó Quadratín Guerrero.

Investigadores de diversas áreas de la ciencias de la salud y medio ambiente de las universidades de Guerrero y Oaxaca, participan en el trabajo coordinado que inició en Acapulco en una reunión a la que asistieron los directores de Ecología de todos los municipios de la franja costera del estado, la Profepa, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren), la Procuraduría de Protección Ecológica (Propeg), entre otras instituciones.

De acuerdo con algunos de los asistentes a la reunión, la preocupación por la muerte  de tortugas es de interés nacional y por ello es que se atiende comenzando por el protocolo de investigación que permita dejar precedentes sobre lo que ocurre.

En dicha mesa de trabajo se estableció que se solicitará la intervención del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) para la toma de muestras y análisis de laboratorio.

Asimismo la Profepa informó que de manera preliminar los estudios demuestran que los quelonios sin vida no presentan lesiones, no se observó abundancia de parásitos, ni evidencias o marcas de redes de pesca.

Profepa indicó también que desde el 6 de febrero a la fecha, no se han registrado nuevos hallazgos y que se coordina con la Marina Armada de México, quien será la encargada de realizar recorridos por la zona de la contingencia para detectar posibles embarcaciones de pesca en la zona.