CHILPANCINGO, Gro., 10 de julio de 2015.- A pesar de que organismos ciudadanos y empresariales reportaron una escalada de violencia y criminalidad en Chilpancingo y Acapulco, el comisionado general de la Policía Federal (PF), Enrique Galindo Ceballos, negó que la estrategia de combate a la inseguridad esté fallando.

Galindo Ceballos visitó ayer el municipio de Chilapa, para dar seguimiento al tema de las 14 personas que desaparecieron entre el 9 y el 14 de mayo, durante la irrupción de un grupo de civiles armados que se asumieron como policías comunitarios.

El mando de la Policía Federal presumió que existe una caída en los índices delictivos de Acapulco y Chilpancingo.

“La estrategia no ha fallado en Guerrero, se sigue trabajando y estamos dando resultados muy concretos”, aseguró.

Dijo que la mejor prueba de que sí hay resultados es que los habitantes de Chilapa pidieron la permanencia de la Policía Federal, porque reconocen que la incidencia delictiva bajó de forma importante después de que la federación tomó el control del municipio.

En entrevista, se le cuestionó sobre la denuncia realizada por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), respecto a que diariamente se registra el robo de entre cinco y seis vehículos en la entidad.

“Los trabajos de inteligencia, detenciones y aseguramientos están presentes”, respondió Galindo Ceballos.

El comisionado general advirtió que la Coparmex maneja reportes de incidencia delictiva de una sola colonia, no del resultado global de Chilpancingo.

Sin embargo, reconoció que es necesario que la Policía Federal se reúna con la dirigencia de Coparmex, para intercambiar la información que ambas partes tienen respecto al fenómeno de la inseguridad.

Dijo que los trabajos que se realicen tendrán serán en coordinación con el gobierno estatal, nunca de manera aislada.