CHILPANCINGO, Gro., 25 de abril de 2019.- La delegada de la Cruz Roja de Guerrero, Susana Palazuelos, aseguró que esa institución no tiene problemas con la violencia que se vive en el estado y que los hechos en los que se han visto afectados sus voluntarios, no han sido directamente contra ellos, pues ellos son neutrales y sólo se dedican a salvar vidas.

En entrevista al arrancar la colecta anual en Chilpancingo, la también consejera nacional de la Cruz Roja fue abordada sobre el ataque ocurrido en Taxco en noviembre de 2018, en el que murió un voluntario, y sobre el del 6 de abril de este año, cuando una ambulancia fue interceptada por hombres armados y asesinaron una mujer que era trasladada, además de que golpearon a los dos paramédicos.

Del primer caso indicó que el voluntario se escondió detrás de una escalera y ahí le rebotó una bala perdida, mientras que en el suceso cercano a Tixtla se dio porque el comando quería a la persona que era trasladada, pero no fue contra la Cruz Roja.

Indicó que la institución tiene medidas y protocolos de acceso seguro, en las que se especifica que no se debe ingresar a áreas donde no hay seguridad.

Palazuelos negó que haya reducciones en el personal y mencionó que en su reciente visita a Taxco se reunió con las víctimas del ataque del año pasado, a quienes les dijo que su labor es admirable.

Afirmó que la Cruz Roja atraviesa “como nunca” un buen momento y que ha crecido hasta tener más de 50 ambulancias; informó además que la meta de la colecta de este año es de 4 millones de pesos en todo el estado, de los cuales 250 mil se destinarán para Chilpancingo.