ACAPULCO, Gro., 25 de febrero de 2019.- Responsables de estancias infantiles del puerto lamentaron que el delegado del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, se haya negado a dar un informe de cuáles son las guarderías que están en riesgo de desaparecer y cómo operarán las que sobrevivan.

En conferencia de prensa anunciaron que, ante la negativa del funcionario, el martes a las 11:00 horas marcharán en Chilpancingo junto a padres de familia desde la estatua conocida como El Caballito, hacia el Congreso de Guerrero.

“Vamos a hacer un exhorto otra vez al licenciado Pablo Amílcar, que es el super delegado del estado de Guerrero, que es el que tendría que competerle el darnos toda la información de cómo operan las estancias infantiles (…) al ver esa negativa, que no se nos ha dado una audiencia se están dando todas estas manifestaciones”, dijo Catherine Brito Pardillo, encargada de la estancia infantil Nenes y Nenas.

Brito Pardillo negó que existan estancias con niños fantasmas, como lo ha denunciado el presidente Andrés Manuel López Obrador, pues dijo que no tienen acceso al sistema de registro de datos y pidió que de ser así, se dé a conocer cuáles son las guarderías con esos casos.

“Los responsables de las estancias infantiles, sí quisiéramos saber cuáles son esas estancias fantasmas (…) para que una estancia infantil pueda abrir, primero tiene que ir un supervisor a supervisar las condiciones y los documentos que se requieren, tener un padrón de por lo menos 10 beneficiarios, de ahí pasa a la subcoordinación, de ahí pasa a la coordinación y de ahí pasa a la delegación”, defendió.

Indicó que son más de 300 estancias que están en riesgo en el estado, de las cuales 20 ya fueron cerradas por la falta de recursos.

Además negó que se trate de un tema político y lamentó que Morena en vez de cobijarlos, deja en desamparo a los niños beneficiarios.