ACAPULCO, Gro., 21 de agosto de 2019.- El presidente del Comité Nacional de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), José Octavio López Presa dijo que ninguna universidad del país cuenta con un plan maestro anticorrupción.

Acompañado por su homólogo en Guerrero, Marcos Méndez Lara, López Presa encabezó la reunión para la integración de un plan maestro dirigido a universidades, con representantes de instituciones educativas públicas y privadas en un salón de la Universidad Americana de Acapulco.

Durante la reunión, directivos de instituciones señalaron que los actos de corrupción más visibles son entre sindicatos y docentes, por la venta de plazas y calificaciones, respectivamente.

Indicó que si bien no puede medirse la corrupción, hay síntomas que la denotan por los altos índices de violencia.

Habló también de que hay instituciones que carecen de autonomía a pesar de que la ley se las otorga, como el caso de las fiscalías, las auditorías o los tribunales.

“Es una invitación muy respetuosa a todos a la reflexión, a lo que hacemos los mexicanos, los guerrerenses en los puestos que tenemos y si actuamos con la independencia, con la autonomía que nos marca la ley o si tratamos de controlar a la justicia”, expresó.

En entrevista al concluir la reunión, convocó a las autoridades federales y estatales a castigar a las instituciones educativas involucradas en la Estafa Maestra, trabajo de investigación del portal Animal Político, en colaboración con Mexicanos Contra la Corrupción.

“Si hay culpables en el estado (de Guerrero), hay que castigarlos, porque si los actos de corrupción quedan impunes es una invitación a seguir haciéndolo. Hoy tratamos el tema de qué tenemos que hacer para erradicar la impunidad en el estado y en el país, porque tenemos a las instituciones, pero a veces no actúan porque no tienen la independencia ni la imparcialidad que necesitan”, sostuvo.

Señaló como un acto de “corrupción lisa y llana” la participación de instituciones educativas, entre ellas universidades públicas en la Estafa Maestra.

“En el estándar ético que estamos planteando, aparece claramente que necesitamos el compromiso de los rectores, los directivos de las universidades para que pongan su nombre y se comprometan a no incurrir en actos como el de la Estafa Maestra”, expresó.

Hizo una invitación a las universidades públicas y privadas de la entidad a integrar un plan anticorrupción basado en estándares éticos para erradicar este problema.

Si se logra, dijo, Guerrero podría ser el primer estado de la República en tener su Plan Anticorrupción Universitario, que involucra a directivos, docentes, administrativos y alumnos de las instituciones públicas y privadas.

“Los jóvenes son quienes van a administrar al país y queremos que sean éticos, con miras a que no haya corrupción y que tengan honestidad y rectitud, pues eso es preferible a incurrir en actos de corrupción”, argumentó.

Lamentó que el hacer trampa en los exámenes son circunstancias que se han normalizado en las escuelas, pese a que son asuntos de gran relevancia, pues entre los jóvenes se normaliza la corrupción y la idea de que les va mejor haciendo trampa.

“Tenemos que modificar nuestra mentalidad y la de los jóvenes, para que formemos a un país con alto crecimiento, derechos, sin delincuencia y justicia. No podemos dejar la responsabilidad a las futuras generaciones, hoy tenemos que comenzar a cambiar.

La junta reunió a representantes de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), el Instituto Tecnológico de Acapulco (ITA), de la Universidad Americana de Acapulco, entre otros.