ACAPULCO, Gro., 24 de diciembre de 2019.- Dos niños de entre ocho y 12 años, ofrecen a los turistas fotografiarse con crías de cocodrilo en playas de la zona Diamante.

El servicio de fotografías que la pareja de menores ofrece tiene un costo de 20 pesos por imagen y por persona, o hasta 50 pesos con personas posando entorno al reptil.

La extracción de reptiles en la zona Diamante es recurrente, afirmaron prestadores de servicios turísticos, pues los turistas piden ese tipo de “exóticos” recuerdos.

Fuentes de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) indicaron que existen infractores de las leyes ambientales, que utilizan a los niños y adolescentes para ofrecer a los reptiles, muchos de estos protegidos por normas ambientales por estar en peligro de extinción.

Sin embargo, indicó la fuente, cuando se implementan operativos, no detienen a los padres de los menores, pues son quienes los envían para evitar ser encarcelados por cometer delitos ambientales federales.

El cocodrilo de río (Crocodylus acutus) es una de las especies enlistadas en la norma 059 de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semanat) bajo la categoría “peligro de extinción”.