ACAPULCO, Gro., 28 de septiembre de 2016.-  El ex alcalde del puerto, Alberto López Rosas negó que haya demandado al Ayuntamiento tras darse a conocer una sanción presentada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por no comprobar 48.4 millones de pesos durante su administración, pero que no descarta la idea.

Esto después de que los regidores pertenecientes a las comisiones de Hacienda y Obras Públicas señalaran que, el también coordinador de asesores del alcalde Evodio Velázquez Aguirre,  solicitó que el Ayuntamiento asumiera un crédito fiscal por 48.4 millones de pesos.

En conferencia de prensa, López Rosas indicó que “no hay demanda de mi parte contra el Ayuntamiento, a lo mejor la hay más adelante”, aunque dijo que su conflicto “es con Hacienda”, autoridad que exige el resarcimiento.

También negó que exista un conflicto de interés o tráfico de influencias de su parte, como acusaron ayer ediles de las fracciones del PRI, PAN y Movimiento Ciudadano, ya que lo que promovió ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo fue “una solicitud de definición” respecto a su petición para que el Ayuntamiento  asuma un crédito fiscal por los 48.4 millones de pesos que le exige Hacienda.

Además aseguró que “no hay una sanción para Alberto López Rosas ni como persona física ni como presidente municipal” como lo aseguraron los regidores y desmintió “categóricamente” que los 48.4 millones de pesos, se traten de una deuda personal como los ediles lo han expresado.

Asimismo informó que promovió un amparo contra el requerimiento de Hacienda derivado de una auditoría que en 2004 solicitó el diputado federal panista Ángel Pasta Muñuzuri, que arrojó que 23 obras y tres acciones no fueron en beneficio de la población en extrema pobreza.

En ese sentido, argumentó que en ese tiempo no estaban definidos los polígonos de pobreza y que se le negó compensar la situación con otros proyectos realizados por un monto de 70 millones de un crédito que pidió a Banobras.

El ex presidente de Acapulco consideró injusto, ilógico y poco ético que él tenga que pagar ya que “el Ayuntamiento se está beneficiando  de 48 millones plasmados en las obras que están funcionando” por lo que no pueden “ser cobrados a una persona física”.

“Lo que Hacienda pretende es que sea resarcida a la federación por estos 48 millones. No es una deuda porque no se la están exigiendo en este momento al municipio, el municipio lo que tiene a su favor es la realización de esas obras que están al servicio público; por lo mismo no puede considerarse que sea una deuda del Ayuntamiento (…)  nadie puede enriquecerse a costa del empobrecimiento de otro (…) si yo lo tuviera que pagar sería un empobrecimiento a favor de un enriquecimiento y eso no puede ser lógico, ni justo ni ético”, puntualizó.

Por último, al preguntarle si renunciaría a su actual puesto como coordinador de asesores de Evodio Velázquez, López Rosas explicó que consideró dejar el cargo, sin embargo esto lo pospondrá hasta que pase la siguiente sesión de Cabildo y se analice su situación.