ACAPULCO, Gro., 5 de septiembre de 2015.- Pobladores de la franja turística de Playa Azul, la Laguna de Coyuca y Playa Bonfil en Acapulco que resultaron afectados por el fenómeno mar de fondo hace cuatro meses, no han recibido ayuda del gobierno federal, publica Milenio.

Ramiro Ávila Morales, alcalde de Coyuca de Benítez, dijo que apenas el mes pasado todos los afectados regresaron a sus casas que fueron dañadas por el intenso oleaje el pasado mes de mayo.

“Son más de 200 casas, negocios, y restaurantes que sufrieron diversas afectaciones por el fenómeno del mar de fondo. Se declaró zona de desastre, pero de acuerdo con el Fondo Nacional de Desastres Naturales (FONDEN), no aplica en la zona federal. Se hizo un censo, allá por el mes de junio y eran aproximadamente unas 220 viviendas, enramadas, con diferente nivel de daños”, afirmó.

Mientras que en el poblado turístico de Alfredo V.Bonfil, son 35 los restaurantes que fueron dañados por el intenso oleaje.

Sigue la nota aquí.