CIUDAD DE MÉXICO, 1 de febrero de 2019.-  Con la confianza de tener la conciencia tranquila, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que no hará caso a ningún acto de provocación, en alusión a la manta con mensajes en su contra que apareció esta semana en Guanajuato.

En conferencia la mañana de este viernes, el mandatario federal externó que a nadie en particular que esté fuera de la ley se le perseguirá.

“No vamos nosotros a caer en ninguna provocación, no vamos a hacer caso a ningún acto de intimidación, tenemos nuestra conciencia tranquila, vamos a seguir con el programa de transformación, se va a acabar la corrupción, se va a acabar la impunidad. A todos los que estén fuera de la ley, a nadie en particular se le va a perseguir”, dijo.

Respecto a las amenazas y ante la falta de un cuerpo de seguridad como el que han tenido mandatarios pasados, López Obrador manifestó que seguirá trabajando de la misma forma.

“Era una situación de pena ajena todos los aparatos de protección excesivos; se impedía la comunicación del presidente con los ciudadanos. Cómo voy a gobernar si no tengo comunicación con la gente, yo tengo que estar escuchando al pueblo”, sostuvo.

Señaló que Guanajuato es un estado que le preocupa mucho al igual que Baja California, sin embargo, dijo, es una entidad que desde hace un tiempo tiene problemas de crimen.

La nota en Quadratín México.