ACAPULCO, Gro., 6 de abril de 2021.- El secretario de Seguridad Pública estatal, David Portillo Menchaca aseguró que tiene claro lo que sucedió en el caso del joven Mario, quien perdiera una pierna luego de ser herido de bala tras una revisión de policías estatales en la periferia del puerto, y aseguró que no habrá sesgos en la investigación ni encubrimiento de los agentes.

En declaraciones luego de acudir al hospital privado donde se encuentra Mario, Portillo Menchaca indicó que los cuatro policías estatales implicados en el caso fueron separados de sus cargos y presentados ante la Fiscalía General del Estado, que ya hizo el requerimiento de la patrulla, las armas y videos de C4.

Al respecto abundó que ya la investigación está avanzada y espera que esté lista pronto la audiencia.

“Tengo indicios, ya vi los videos, yo tengo acceso a eso. Pero todo eso tendrá que ser vertido y compartido ante un juez. Aquí no hay sesgos de ninguna manera, no hay encubrimientos, no hay nada”, expresó.

Puntualizó que no puede dar más detalles de cómo se dieron los hechos durante la noche del sábado, para no violentar la presunción de inocencia y a la víctima, y que toda información se encuentran en las carpetas de investigación de la Fiscalía.

Dijo que aparte de la investigación que lleva la Fiscalía, también se abrió una investigación en la Contraloría Interna de la SSP y la Comisión Estatal de Derechos Humanos tiene un expediente para que se aclare lo que sucedió.

Dijo que los gastos económicos que ha generado la atención de Mario en el hospital es solventado por la dependencia y la atención será permanente con la familia.

“Todo lo que sea necesario (se hará). Es instrucción del gobernador que no descuidemos este tema”, dijo el funcionario estatal,  quien sostuvo que el caso será atendido completamente en todos los aspectos. 

Dijo que tanto con Mario como con su familia hay buena comunicación y atención y llamó a no tomar el tema para fines políticos y personales, ya que la familia está vulnerable y se les han acercado personas que solo emiten juicios a nombre de la familia con fines políticos.