ACAPULCO, Gro., 24 de abril de 2019.- El ex presidente municipal del puerto Evodio Velázquez Aguirre reapareció este miércoles en video, a casi siete meses de haber dejado el cargo, para aclarar los señalamientos en su contra sobre su situación personal, legal y patrimonial.

En el clip publicado en su página de Facebook, el alcalde perredista afirmó con aires de importancia que decidió tomarse su tiempo para responder “por prudencia, porque hay que dejar gobernar a la administración que hoy tiene la responsabilidad”.

Negó que haya “estado huyendo” y en el mismo tono de quien se siente factor de poder, dijo que se fue a vivir a Chilpancingo porque es un lugar estratégico, debido a que permanentemente viaja a Ciudad de México y Acapulco, ya que su vida política continúa activa.

Sobre los señalamientos de que se robó millones de pesos del Ayuntamiento de Acapulco, Velázquez Aguirre indicó que estos son “argumentos falsos de una campaña mediática de linchamiento y para sacarme de la jugada política, que no les ha funcionado a mis adversarios, y es tiempo de callar bocas con pruebas, con argumentos”.

Con su característico ceño fruncido de manera permanente, añadió que decidió ampararse contra 68 distintas instancias y autoridades policiacas y judiciales, porque “se decían muchas cosas” de él, y reconoció que solicitó el servicio de uno de los despachos de abogados más caros del país, el del ex fiscal de Guerrero, Xavier Olea Peláez.

A manera de burla ante los señalamientos de su sucesora, la presidenta municipal por Morena, Adela Román Ocampo, quién ha calificado al ex alcalde y a su grupo como una “bola de mañosos” que saquearon al municipio, Velázquez Aguirre dijo:

“Si fuera verdad lo que se ha señalado en contra de Evodio Velázquez, a siete meses de haber salido del cargo como presidente municipal, pues ya se hubieran presentado las denuncias pertinentes ante las instancias correspondientes y no hacer solamente la exhibición de juicios mediáticos constantemente, para afectar la imagen de un gobierno y para afectar la imagen de un ex alcalde”.

En los primeros minutos del video, en un intento por aparentar de dónde viene su protección e impunidad, Velázquez Aguirre presume fotos que se fue a tomar con el presidente Andrés Manuel López Obrador, un día que lo abordó caminando; con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a quien se acercó para ello en algún evento público; así como con el canciller Marcelo Ebrard, el subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, Alejandro Encinas, y el presidente del Senado, Martí Batres Guadarrama.