ACAPULCO, Gro., 11 de abril de 2017.- El subsecretario de Gobernación federal, René Juárez Cisneros dijo que la inseguridad en Guerrero es un problema que no se puede ocultar, pero afirmó que no habrá cambios en la estrategia.

En entrevista después de la toma de protesta del nuevo delegado del ISSSTE en Guerrero, Mario Moreno Arcos, el subsecretario indicó que se está haciendo el mejor esfuerzo, “estamos trabajando para enfrentarlo, el gobierno estatal está realizando un enorme esfuerzo, el gobierno federal está respaldando a Astudillo Flores en todas las acciones de gobierno”.

En este sentido, Juárez Cisneros reconoció que Guerrero no es un estado fácil y sencillo, tanto por los problemas de violencia y sociales que se viven, pero reconoció la labor del gobernador Astudillo Flores, “sin duda un enorme esfuerzo, sobre todo a partir de como él recibe el estado”.

Expresó que en las posibilidades del gobierno federal se estarán enviando más efectivos de seguridad, “el estado tiene todo el respaldo y apoyo de la Federación vamos a seguir en la medida de las posibilidades”.

Por otra parte, el también ex gobernador de Guerrero, repudió los asesinatos del ex alcalde perredista, Roger Arellano Sotelo y del suplente del diputado del PRI ligado a El Tequilero, Saúl Beltrán, Modesto Carranza, “repudiamos cualquier asesinato y acto de violencia en cualquier momento y contra cualquier ser humano”, concluyó.