CIUDAD DE MÉXICO, 9 de agosto de 2016.- Luego de que el periódico británico The Guardian publicó que la primera dama Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, utiliza un apartamento de lujo valuado en 2.5 millones de dólares en Key Biscayne, al sur de Miami Beach, Florida, comprado por Grupo Pierdant, empresa inmobiliaria que se espera compita por contratos lucrativos del gobierno de México, el vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez aseguró que se trata de especulación a todas luces dolosa.

A través de un posicionamiento, el vocero presidencial advierte que en su encabezado, la nota afirma que “El hogar de la Primera Dama de México en Florida, es propiedad de un contratista potencial del Gobierno.”

“Es falso que el departamento referido sea el “hogar” de la señora Rivera en Florida.  Ella misma hizo público que en 2005 adquirió una propiedad, distinta a la que refiere la nota, en el mismo edificio”, señaló. “En la nota se afirma que el señor Ricardo Pierdant es un contratista “potencial” del Gobierno, sin ofrecer un solo dato, documento, o declaración que lo sustente. Es una especulación a todas luces dolosa”.

Lamentó que The Guardian “oriente a sus reporteros a predecir el futuro, más que a confirmar la veracidad de su información”.

La nota aquí.