CIUDAD DE MÉXICO, 5 de marzo de 2019.- La situación en Venezuela se ha complicado desde que hace un mes Juan Guaidó se autoproclamó presidente interino. Al día siguiente, varios países respaldaron la acción del diputado venezolano, entre ellos, Estados Unidos.

“Ese respaldo lo ha llevado a tomar medidas que no han sido bien vistas, entre ellas, la petición de ayuda humanitaria que no termina de llegar, la cual tiene un propósito político para interferir en el país, Nicolás Maduro se opone a que esta ayuda ingrese, debería de hacerse por otras vías, como la Cruz Roja”, señaló Rodrigo Páez Montalbán, investigador del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (CIALC) de la UNAM.

De acuerdo con un comunicado de la UNAM, como parte de la estrategia para que la ayuda llegue a ese país, el viernes 22 de febrero se llevó a cabo un concierto en la frontera que divide a Venezuela y Colombia, en la ciudad de Cúcuta.

El concierto llamado Venezuela Aid Live registró una asistencia multitudinaria de más de 300 mil personas, según el sitio de internet www.rtve.es. “Guaidó daba por hecho que la ayuda entraría al país pero esto no sucedió, no pudo movilizar al ejército ya que este no le obedeció”, explicó Páez Montalbán.

Para entender qué es lo ocurre en la región, el doctor en sociología refirió que debe tomarse en cuenta la reunión del Grupo de Lima (instancia multilateral que se estableció en 2017, que reúne a 14 países con el objetivo de dar seguimiento y buscar una salida pacífica a la crisis en Venezuela), celebrada el 25 de febrero, a la que asistió el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

“Quieren una vía de transición a la democracia de Venezuela de forma pacífica pero bajo la influencia de Pence, que obedece órdenes de Trump, quien está tomando una posición más radical afirmando que todas las opciones están sobre la mesa y que no puede haber ‘países espectadores’, en ese sentido, les está mandando un mensaje a aquellas naciones que se han mantenido neutrales y que no han reconocido a Guaidó como presidente legítimo, entre ellos, México, países bolivarianos y del Caribe”.

Páez Montalbán observó que “si hay una invasión militar por parte de Estados Unidos sería la primera vez que lo hace en América del Sur, aunado a que todas las invasiones dejan un desastre humanitario catastrófico, pero esperemos que eso no suceda”.

Finalmente, mencionó que convocar a nuevas elecciones es un punto que puede llevar a mejorar la situación, pero sobre todo, debe dársele prioridad al diálogo.

La nota aquí.