CIUDAD DE MÉXICO, 6 de mayo de 2018.- El candidato del PRI a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola, afirmó que, a 56 días de la elección se ve un rumbo claro en las campañas presidencial y locales, además, reconoció que la nueva dirigencia nacional tricolor “llega con todo” para lograr la victoria el próximo 1 de julio.

“Hoy vimos una reunión donde se mandan mensajes muy claros, de que tenemos un presidente del PRI que llega con todo, y hoy nos levantó el candidato Meade de nuestros asientos varias veces, con gran emoción, ese es el talante de la campaña, tenemos que irnos por ahí todos los priistas. Hoy, a 56 días de la elección, lo que vemos es un rumbo claro, un candidato con propuestas, con carácter y creo que los demás partidos van a lamentar el día de hoy”, aseveró.

Entrevistado al término del relanzamiento de la campaña presidencial de José Antonio Meade con la nueva dirigencia tricolor encabezada por René Juárez, que se realizó en la explanada del PRI nacional, Arriola Peñalosa se dijo muy emocionado y manifestó que el mensaje fue claro y contundente, que el PRI unido es invencible, “hoy estamos ante la mejor opción, un partido unido, que hoy se reagrupa para otro gran reto, que no se les olvide a todos los partidos políticos, que el PRI unido es invencible”, enfatizó.

El aspirante capitalino indicó que este tipo de eventos es necesario porque con ello se le da rumbo al trabajo que realizan los priistas en las calles del país, y reiteró que se va por un mismo objetivo, ganar la elección presidencial y las locales.

Insistió en que Meade representa una propuesta responsable, honesta, y eficaz, la cual deben conocer todos los ciudadanos del país, y en ese mismo tenor, actuar los demás candidatos locales, específicamente los aspirantes a las gubernaturas de las nueve entidades que elegirán gobernador, entre las que se encuentra la Ciudad de México.

Refirió que no se debe dejar ni un solo minuto de promover el voto en todos los niveles de gobierno que se elegirán, y sobre todo, dijo, llevar el mensaje de Meade a todos los estados, municipios y dijo que hará lo propios en las 16 delegaciones que conforman la Ciudad de México, manifestó que este tipo de ventas, como el efectuado hoy en la explanada priista con porras, matracas y tambores como en antaño, le va a dar, dijo, gasolina a todas las campañas.

Rechazó que haya habido un distanciamiento entre su campaña y el ahora ex dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, a quien reconoció que siempre lo apoyó desde su designación como candidato a la jefatura de Gobierno de la capital.

De igual forma indicó que cada quien cumple su papel en todo el país y que en el caso del líder tricolor capitalino, Francisco Olvera, ha sido un acompañante permanente en su campaña.

Más información aquí.