ACAPULCO, Gro., 27 de junio de 2014.- Con el firme propósito de disminuir el número de quejas y mejorar la atención y solución de las mismas, el delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Guerrero, Fermín Alvarado Arroyo, se reunió con el director de la Comisión del Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), Benito Trujillo Sánchez.

Alvarado Arroyo informó que de enero a mayo se han recibido en la Profeco 63 quejas contra la Capama: por cobros indebidos, errores de cálculo, negativa a la entrega de servicio, negativa a corregir los errores, no respetar acuerdos previos, modificación de precios, negativa a rescindir contratos, deficiencia en la reparación y no respetar lo promocionado en cuanto a los pagos.

El año pasado la Capama estaba en el tercer lugar del ranking de quejas en Profeco con 136 por los mismos conceptos. Hoy ya paso al segundo lugar, solo después de la CFE, por ello estamos aquí, porque nos preocupa que sigan creciendo las quejas de los consumidores y queremos que la Capama revise esta situación”, puntualizó el delegado de la Profeco.

En la reunión con Trujillo Sánchez se habló de mejorar la atención y solución a favor de los consumidores; el director de la paramunicipal reconoció que el aumento de las quejas son por las complicaciones técnicas, operativas y administrativas.