CANCÚN, QRoo, 18 de noviembre de 2018.- Como cada año, los errores de impresión no las dejaron escapar los consumidores y aprovecharon las erróneas ofertas del Buen Fin que terminan con productos casi regalados, ahora tocó en el paradisiaco destino turístico de Cancún.

La Delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Quintana Roo intervino y logró que la casa comercial Telebodega vendiera a un precio de 8 pesos 990 centavos (8.990) 26 televisores smart de 55 pulgadas, cuando el costo era de 8 mil 990 pesos (8,990), pero la diferencia fue la impresión de un punto en lugar de una coma.

Al recibir esta llamada desde el teléfono del consumidor, el personal comisionado a los módulos de atención acudió de manera inmediata a las instalaciones de la empresa en donde se encontraba el grupo de consumidores exigiendo su derecho de acuerdo a lo establecido en el Artículo 7 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, el respeto del precio exhibido ante las posibles prácticas de publicidad engañosa.

La nota aquí.