CIUDAD DE MÉXICO, 30 de julio de 2019.- Luego de la polémica causada por la aprobación en Tabasco de una ley que busca castigar a quien se manifieste en las calles y a la que han llamado coloquialmente como Ley Garrote pues se ve un intento puro de represión, el presidente nacional del PAN, Marko Cortés anunció que su partido pondrá a disposición de los tabasqueños, amparos individuales o colectivos para quien quiera defender su derecho constitucional a manifestarse.

“Quiero informarles que el PAN va a poner a través de su portal de internet, amparos individuales y colectivos, en favor de los tabasqueños que quieran defender sus garantías constitucionales, para que lo bajen, lo llenen y sea presentado ante las autoridades correspondientes”, indicó.

En declaraciones a la prensa desde la sede nacional, el panista criticó esta medida y recordó que el actual Presidente Andrés Manuel López Obrador, utilizó muchas veces la protesta como medio de critica al Gobierno en turno, las cuales, muchas ocasiones, provocaron serias pérdidas económicas en detrimento de la población.

En ese sentido, recordó que hace 23 años, el ahora presidente tomó pozos petroleros justamente en Tabasco, paralizando la actividad y generando graves pérdidas que, de acuerdo a los datos de Pemex en ese entonces, fueron por más de 40 millones de pesos; asimismo recordó el bloqueo de Paseo de la Reforma en 2006, que curiosamente este martes cumple 13 años, donde reclamaba fraude electoral y que también provocó pérdidas económicas que impactaron a la población.

“Es paradójico ver cómo quien hace 23 años tomó pozos petroleros, quien hace exactamente 13 años también tomo la avenida Reforma, aquel que era el amante de la protesta, de la marcha que generaba descontrol y perdidas a todos los mexicanos, hoy sea quien promueve, avala, impulsa, un estilo completamente contrario, donde se reprimen la libertad de manifestación, de expresión, de petición que tenemos los mexicanos consagrada en la Constitución”, aseveró.

Afirmó que están de acuerdo en la regulación de las marchas y manifestaciones, más no a través de la represión ni criminalización, por lo que reiteró su desarpobación a esta ley, y acusó que es un intento más de la actual administración de querer construir, dijo, un sistema totalitario, controlador que está limitando los contrapesos que debe existir en todo sistema democrático.

Sigue la nota aquí.