CIUDAD DE MÉXICO, 5 de marzo de 2018.- Al considerar de vital importancia que el Congreso de Estados Unidos continúe con la discusión que le lleve a aprobar una legislación que proteja los derechos fundamentales de los dreamers, el Ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez dirigió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) un documento para la Audiencia temática sobre la situación de derechos humanos de personas afectadas por la cancelación de los Programas TPS (Estatuto de Protección Temporal) y DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) en Estados Unidos.

Ello, sin condicionar su protección a la emisión de medidas tendentes a violar o desproteger los derechos básicos de otros migrantes y/o a fomentar la discriminación, xenofobia, intolerancia y odio contra las personas en contexto de migración.

El titular de la CNDH solicitó al organismo internacional que haga un llamado a los legisladores estadounidenses para que continúen el debate que les lleve a aprobar una legislación que regularice el estatus migratorio de los beneficiarios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), con el fin de salvaguardar sus derechos humanos al no condicionar dicha regularización a la aprobación de medidas que fortalezcan la seguridad fronteriza ni a destinar fondos para la construcción de un muro en la zona limítrofe con México.

La nota aquí.