TLAPA, Gro., 6 de octubre de 2018.- El obispo de la Diócesis de esta ciudad, Dagoberto Sosa Arriaga, presidió una misa por los 24 años del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, con los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos.

La celebración religiosa se llevó a cabo en la Catedral de San Agustín, abarrotada por decenas de indígenas, principalmente me’phaa, pero también na savi y nahuas.

En el momento de las peticiones se hizo un ruego especial por la creación de la Comisión de la Verdad de Ayotzinapa, en el próximo gobierno federal.

Durante las ofrendas fueron llevados al altar documentos como la histórica sentencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en favor de la indígena Valentina Rosendo, que condenó a los dos militares que la violaron; y la sentencia del tribunal federal de Tamaulipas que ordenó crear la Comisión de la Verdad.

Asimismo la sentencia absolutoria del dirigente de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), Arturo Campos; y otros documentos como el informe anual de Tlachinollan titulado Montaña: manantial de la resistencia, torbellino de esperanza, que este día será presentado por el director del organismo Abel Barrera.

Al momento de las ofrendas, en lugar de un canto religioso fue interpretada la emblemática canción del folk rock argentino Sólo le pido a Dios, que popularizaron Mercedes Sosa, Ana Belén y Bruce Springsteen.

El obispo Sosa Arriaga reconoció el trabajo del Centro Tlachinollan, en defensa de los derechos humanos de los pueblos indígenas de Guerrero.