CHILPANCINGO, Gro., 2 de marzo de 2019.- Integrantes de la Asamblea Nacional Popular hicieron pública su inconformidad por el mal trato que aseguran el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha dado a los movimientos sociales.

La sesión de la Asamblea para tomar acuerdos para acciones posteriores se lleva a cabo en la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, en donde se ha criticado, entre otras cosas, que el combate al llamado intermediarismo ha afectado a organizaciones campesinas y autogestoras.

El abogado del Centro de Derechos Humanos La Montaña Tlachinollan, Vidulfo Rosales Sierra, dijo que se gesta una inconformidad generalizada en las organizaciones sociales por la insensibilidad que se ha mostrado para atender las demandas que algunas tienen de manera muy precisa.

“Aún no sabemos qué resolutivos vayan a salir, pero lo que se perfila ahorita es este conjunto de inconformidades de las organizaciones que están confluyendo aquí, probablemente salga alguna acción conjunta”, expresó.

El defensor de derechos humanos admitió que el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa es el único que se atiende, pues está la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia en construcción, así como el mecanismo de supervisión internacional, lo cual duraría hasta abril, pero camina.

Por otro lado, respecto a la aprobación del decreto para la creación de la Guardia Nacional, Rosales Sierra sostuvo que no es la solución a los problemas de violencia que se viven en Guerrero y consideró que se requiere otro tipo de políticas para su combate.

Señaló que Guerrero tiene historia en cuanto a la militarización y las violaciones graves a los derechos humanos, lo cual ha prevalecido.