CHILPANCINGO, Gro. 20 de enero de 2015.- Familiares de los normalistas desaparecidos en el municipio guerrerense de Iguala denunciaron que la Procuraduría General de la República (PGR) no informó directamente al movimiento sobre las más recientes diligencias de los forenses de Innsbruck (Austria), quienes este martes comunicaron con hermetismo haber fallado en su intento por identificar nuevos cuerpos a partir de los restos hallados en el municipio de Cocula.

 

“No se nos notificó nada al respecto”, dijo hoy a MVS Radio y según recoge El Universal el abogado de los padres, Vidulfo Rosales, quien recordó que el Gobierno mexicano se había comprometido a informar primero a los familiares de los avances de la investigación sobre el caso que se remonta al pasado 26 de septiembre de 2014.

 

Esta declaración se produce en el marco de que la PGR anunciara hoy en un comunicado que el Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck aplicará un nuevo método para identificar los 16 restos humanos hallados calcinados en un basurero del municipio de Cocula, en aras de establecer si los 43 estudiantes plagiados en Guerrero fueron, efectivamente, quemados por sus captores.

 

“Es una información que impacta en los familiares de los desaparecidos. Esto es otra falta de la Procuraduría General de la República (PGR)”, afirmó el abogado Rosales, quien lamentó que “estamos hablando de que no quedaría prácticamente nada, eso va a impactar en los padres de las víctimas”.

 

Y es que el pasado 26 de septiembre, 6 personas murieron y 43 estudiantes de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa desaparecieron en Iguala (Guerrero) después de que policías locales los entregaran a miembros del cártel Guerreros Unidos, quienes presuntamente los asesinaron y quemaron en Cocula. Hasta ahora solo uno de los estudiantes desaparecidos ha sido identificado a partir de los restos calcinados, sin embargo, el instituto austriaco precisa que “el calor excesivo al que fueron sometidos los restos impide encontrar la cantidad útil de ADN que permita obtener un perfil genético bajo los métodos rutinarios de identificación”.

 

Leer más en El Universal