¿Por qué Héctor Vicario se ha convertido en obstáculo para nuevas leyes urgentes?

Si algo ha sido evidente en la actual Legislatura, es la polarización existente entre diputados más que entre partidos, y una muestra de ello es el choque existente entre Ricardo Mejía Berdeja, de Movimiento Ciudadano, y Héctor Vicario Castrejón, del PRI, pues mientras el primero es uno de los principales generadores de iniciativas de leyes y reformas, el segundo las detiene, las mete a la congeladora, y en varios casos nadie vuelve a escuchar de ciertos temas por siempre jamás.

Lo grave es que el freno de diversas leyes ha afectado también al propio gobernador Héctor Astudillo Flores, como en el caso de la necesaria homologación del Mecanismo de Protección a Periodistas, enviada al Congreso local desde el mes de diciembre pasado, sin que Vicario la tomara en serio.

Y es hasta ahora, cuando ya han pasado cinco meses de que el mandatario envió aquella iniciativa, y de que se han agravado las agresiones a periodistas a nivel nacional y estatal, que el mandatario tuvo que echar mano de la reglamentación federal para aplicarla en forma urgente ante los acontecimientos; si bien varias de sus propuestas tendrán que esperar hasta que el presidente de la Comisión de Justicia, Héctor Vicario, pueda desempolvar la propuesta de Astudillo y preparar el dictamen necesario para su aprobación en un período extraordinario… o hasta que regresen todos los legisladores para el próximo período de sesiones. Al fin el de Huitzuco se manda solo.

De manera que si así trata Vicario Castrejón las iniciativas de Astudillo, imagínese si alguna vez verán la luz las iniciativas presentadas en el pleno por Mejía Berdeja sobre temas como la eliminación del Fuero constitucional para legisladores y gobernantes; o la necesaria consideración del Halconeo y la Extorsión como delitos de gravedad que puedan ser castigados con severidad sobre todo en tiempos de inseguridad galopante como la que estamos viviendo en Guerrero.

Todos esos temas son de gran interés para la sociedad, y tipificarlos como delitos de mayor responsabilidad jurídica, ayudaría a mejorar la administración de justicia e impedir la impunidad. Pues en las leyes actuales sigue habiendo graves vacíos y omisiones que han impedido la acción de la justicia para poder detener y castigar a criminales que han tomado al estado como rehén de sus intereses y fechorías.

A veces esas omisiones o errores de interpretación son tan evidentes como el caso del Fuero del diputado con licencia, Saúl Beltrán, que en su momento aclaró con todas sus letras la presidenta de la Comisión de Gobierno, Flor Añorve Ocampo… pero que el fiscal Xavier Olea insiste en tergiversar, tal vez porque en su momento, todos los diputados de la Comisión Instructora habían sido amenazados de muerte, lo que ató las manos a su titular, Iván Pachuca.

Por lo que a estas alturas no se sabe si son razones “políticas” -como el hecho de que Berdeja es un serio aspirante a la alcaldía de Acapulco para el año que entra-, intereses personales, presiones de criminales o puro capricho del señor Vicario lo que ha estado deteniendo reformas y nuevas leyes para luchar mejor contra la inseguridad en el estado.

¿Qué opinará sobre ese rezago que tan a propósito se ha estado generando en la Comisión de Justicia, el gobernador Astudillo, experto legislador que tanta experiencia acumuló en los congresos local y federal, e incluso en el Senado…?

Correo electrónico: [email protected]