BARRA DE POTOSÍ, Gro., 6 de marzo de 2021.- La Presidenta de la Asociación de Enramaderos de este destino turístico, Aracely Oregón Salas manifestó que la pandemia dejó un fuerte problema económico en ese destino turístico, sin embargo, con estrategias han evitar el despido de trabajadores.

Lamentó que no es mucho el movimiento económico, pero para no despedir a los trabajadores se está realizando la rotación de descansos para amortiguar el problema económico que ya tienen un año.

“Tenemos cerca de 300 trabajadores, cuya mayoría corresponde al municipio de Zihuatanejo y en menor medida a la comunidad de Barra de Potosí y otros puntos del municipio de Petatlán”, dijo la restaurantera.

Dijo que han venido sorteando los problemas: cinco meses cerrados, contingencia por fenómenos naturales, caída de la temporada internacional; sin embargo, mencionó que los acuerdos han permitido mantener al personal.

“A algunos se les da descanso dos o tres días, afortunadamente los trabajadores han sido conscientes de que los problemas y las pérdidas las tenemos de manera generalizada”, expuso, y mencionó que de alguna u otra forma se han apoyado para poder subsistir en esa crisis que se vino para todo mundo.