TLALHUELIPAN, Hgo. 24 de febrero de 2019.- El arzobispo de Tulancingo, Domingo Díaz Martínez ofició una misa para entregar 130 rosarios enviados por el Papa Francisco a las familias de las víctimas fatales de la explosión de un ducto de Pemex en la comunidad de San Primitivo.

Luego de la tragedia que se vivió en el municipio de Tlahuelilpan el pasado 18 de enero, al acto litúrgico asistieron los familiares de las víctimas mortales, y como invitado el gobernador Omar Fayad Meneses.

Como acompañantes en la homilía acudieron los obispos de Tula y Huejutla, Juan Pedro Juárez Meléndez y José Hiraís Acosta respectivamente.

La nota aquí.