ACAPULCO, Gro., 28 de septiembre de 2021.- Trabajadores sindicalizados de la Secretaría de Finanzas del estado pararon labores en las oficinas que se ubican en la calle La Quebrada del Centro del puerto.

Se trata de unos 30 agremiados a la Sección 21 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), quienes exigen que se revise la estructura del edificio, que aseguran, resultó muy afectada por el terremoto de magnitud 7.1 del pasado 7 de septiembre.

La secretaria de la Sección 21, Rocío Carreño Urióstegui señaló que hasta el momento no se ha recibido ninguna respuesta de autoridades de Protección Civil para la elaboración de un dictamen, tras el terremoto.

Dijo que a cuatro semanas del temblor, no han sido reparadas las instalaciones, pese a que hay ventanas rotas, tablas caídas, cuarteaduras en las paredes, daños en la fachada, entre otras afectaciones.

Abundó que son aproximadamente 200 trabajadores, quienes continuaban laborando pese al riego latente por los daños en las instalaciones, además del temor de que se presentara alguna réplica de mayor magnitud.

Uno de los inconformes, José Luis Martínez Ramírez expuso que la directora general del área de Fiscalización, Alma Delia Ojendiz ya había informado a sus superiores mediante un escrito de los daños del terremoto y del paro laboral que llevarían a cabo hasta tener un dictamen de Protección Civil.