EDUARDO NERI, Gro., 4 de marzo de 2015.- La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) denunció que el gobierno federal ha respondido “con golpes y traiciones” a las solicitudes de diálogo del magisterio disidente.

En un mitin que realizaron en el poblado de  Zumpango, los maestros recriminaron los actos de represión del gobierno federal. El maestro Alfredo Moctezuma recordó el desalojo violento ocurrido la noche del 24 de febrero en el bulevar de las Naciones, en el puerto de Acapulco.

Recordó que ese día la comisión negociadora de la CETEG sostendría una reunión con el subsecretario de Gobernación federal, Luis Enrique Miranda Nava, para revisar el pago a docentes y exigir la presentación con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos. Sin embargo, dijo, el gobierno federal canceló la reunión de último minuto: “En respuesta sólo recibimos golpes”, recriminó el docente.


También lamentó que el dirigente de la CETEG, Ramos Reyes Guerrero, “traicionara” al magisterio disidente por negociar con Miranda Nava para detener las movilizaciones y ofrecer al gobierno del estado la entrega de los vehículos oficiales retenidos desde hace cuatro meses. “Ese día también recibimos traiciones de aquellos líderes y aquellas personas que se prestan para darle facilidades al gobierno, pero aquí estamos dignamente. Hoy estamos más fortalecidos, unidos y organizados”, expresó Alfredo Moctezuma.

 

Reconoció que el magisterio “está dolido” por las reformas educativa y laboral, así como por la inseguridad y violencia que se vive en el estado y que cobró la vida de tres estudiantes y la desaparición de 43, el 26 de septiembre en Iguala. También respondió a la “amenaza” del gobierno federal, de despedir a miles de maestros: “Desde aquí les decimos que somos licenciados, que somos profesores dignos, que estamos en la lucha y que estaremos en las calles y en todos los lugares que sea necesario”.