CIUDAD DE MÉXICO, 4 de marzo de 2018.- Narrando cómo Jesús expulsa a los mercaderes del templo de Jerusalén, el Papa Francisco aludió a la tentación de buscar constantemente el propio beneficio o los propios intereses.

“Es común, en efecto, la tentación de aprovecharse de actividades buenas, a veces obedientes, para cultivar intereses privados, incluso que a veces son ilícitos. Es un peligro grave, especialmente cuando instrumentalizan a Dios mismo y el culto a Él, o también el servicio al hombre, su imagen. Por eso Jesús una vez ha usado ‘las maneras fuertes’, para sacudirnos de este peligro mortal”, resaltó este domingo durante el rezo del Ángelus.

El Obispo de Roma aseguró ante unas 20 mil personas que la actitud de Jesús en el Evangelio, “nos exhorta a vivir nuestra vida no en la búsqueda de nuestras ventajas e intereses sino por la gloria de Dios que está en el amor”, según precisa la Agencia Católica de Informaciones.

La nota en Quadratín México.