MORELIA, Mich., 23 de febrero de 2020.- Aplicar la pena de muerte en el país puede ser una alternativa para evitar que se cometan hechos violentos como los feminicidios, valoró la Arquidiócesis de Morelia.   

El arzobispo, Carlos Garfias Merlos, consideró que este castigo podría considerarse como una posibilidad dependiendo de la gravedad y de la cantidad de delitos del delincuente.

“La alternativa de la pena de muerte puede ser una medida que evite que otros sigan delinquiendo, puede ser una alternativa de sanación, de salud, pero sería una alternativa que sería en el último extremo”, dijo.

En su mensaje de Cuaresma en donde llamó al perdón y a la reconciliación como el camino para encontrar la paz, el religioso entendió los deseos de venganza que pudieran tener las víctimas.

La nota aquí.