ACAPULCO, Gro., 18 de febrero de 2019.- La alcaldesa Adela Román Ocampo informó que permanecen clausuradas temporalmente 11 de 176 distribuidoras de gas que hay en el puerto, con el fin de dar seguridad a los habitantes.

Pese a la molestia que hay en usuarios, subrayó que se busca evitar casos como el de San Juan Ixhuatepec de 1984 o la explosión de hace un mes en Hidalgo, “no queremos el día de mañana pasar a la historia como que este gobierno municipal, como personas que no tuvieron la sensibilidad ni la responsabilidad, de actuar pegados a la ley, para evitar desgracias mayores”.

En conferencia de prensa después de tomarle protesta a los Comités de Consulta y Participación Ciudadana y al Consejo de Seguridad Pública, Román Ocampo reiteró que las gaseras clausuradas no cumplen con los requisitos necesarios, pues incluso han detectado tanques con orificios, válvulas en mal estado, instalaciones obsoletas y demás irregularidades, por lo cual tienen 10 días para subsanarlas.

A pregunta expresa de si conocía la procedencia del gas distribuido, la alcaldesa dijo que no quería adelantar nada, pero remarcó que si era de procedencia ilícita se daría aviso al Ministerio Público y autoridades correspondientes; adelantó que se actuará contra los funcionarios que permitieron que estos negocios irregulares operaran, aunque aclaró que hasta el momento no cuenta con algún nombre.

“Se están tomando las medidas adecuadas y de hecho, aunque hayan cerrado de manera voluntaria, nosotros tenemos que actuar en consecuencia, si continúan de manera clandestina, estamos haciendo los recorridos necesarios, es un problema de suma gravedad”, afirmó.

 Por su parte, el director de Protección Civil municipal Cuauhtémoc Gayosso Pérez ejemplificó que un tanque lleno de cinco mil litros podría provocar una explosión que abarcaría una manzana. Además reconoció que son muy pocas las gaseras que cuentan con todos los requisitos, sobre todos las que llevan operando desde hace tiempo, como las de Paso Texca.