IGUALAPA, Gro., 2 de octubre de 2019.- El alcalde Apolonio Álvarez Montes reconoció que no cuenta con presupuesto para rehabilitar carreteras afectadas por el paso de la tormenta tropical Narda en este municipio.

Entrevistado cuando entregaba ayuda alimentaria y supervisaba el deslave que sufrió la conexión de la carretera del puente de acceso a la localidad El Capulín, el presidente municipal aseguró que hubo más de 100 casas afectadas por el desbordamiento del río Quetzala.

Álvarez Montes dijo que pese a la falta de presupuesto, su gobierno reaccionó inmediatamente ante el desastre natural para abrir caminos obstruidos y llevar toda la ayuda posible, así como brigadas de atención médica, limpieza y despensas para los afectados.

Admitió que la presidenta del DIF Guerrero, Mercedes Calvo de Astudillo llevó paquetes del programa alimentario, así como brigadas médicas y cientos de sobres de leche en polvo para familias afectadas por las inundaciones que dejó la tormenta.

No obstante, dijo que es necesario que siga fluyendo la ayuda del gobierno estatal y que el gobierno federal voltee a ver a Igualapa.