ACAPULCO, Gro., 2 de diciembre de 2021.- El presidente nacional de la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC), Ricardo García de León Coria pidió una distribución más equitativa de obra pública en los estados del país, para favorecer a las empresas locales del ramo y, a las más pequeñas.

En declaraciones durante la asamblea que reunió a representantes de las diferentes entidades del país, consideró que los cambios de gobierno permitirán la instalación de comités anticorrupción y una mayor participación de la sociedad civil en acciones gubernamentales.

Asimismo pidió que los gobiernos estatales y municipales impidan que los grandes consorcios acaparen la ejecución de las obras con recursos públicos.

Enfatizó que las reglas para la aplicación de los recursos están en la propia ley de obra pública, no obstante que “lo único que a veces falta es la voluntad del funcionario”.

Antes, en su mensaje inaugural mencionó que la estrategia de reactivación económica debe ser dirigida a las pequeñas empresas constructoras del país, ya que representan la base piramidal de la economía en el sector laboral.

Aplaudió que las administraciones gubernamentales de los municipios más grandes de Guerrero y la propia entidad sean dirigidas por mujeres, por lo que llamó a sus colegas a incluir a más mujeres constructoras a que formen parte de la organización que preside para que también tomen decisiones.

El representante de la AMIC en Guerrero, Alfredo Felipe Avilés pidió antes a las autoridades del ramo constructor estatal y de Acapulco, que las obras públicas sean ejecutadas por empresas de Guerrero.

Asimismo, la secretaria de Desarrollo Urbano y Obras Públicas de Guerrero, Irene Jiménez Montiel aseguró en su mensaje que las obras del gobierno estatal serán ejecutadas por empresas locales, integradas en un padrón único que se está conformando y mediante un catálogo de precios regionalizado, deberán acatarlo todos los municipios.