CIUDAD DE MÉXICO, 15 de febrero de 2020.-  Ante la ola de indignación que provocó la filtración de imágenes de Ingrid Escamilla, víctima de feminicidios, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) hace un atento llamado a los medios de comunicación para evitar revictimizar tanto a quienes han sido víctimas de feminicidio, como a sus familiares cercanos.

Por ello, invita a los medios de comunicación a evitar la difusión de imágenes que lesionen la dignidad humana e intimidad de las víctimas de feminicidio. La publicación de tales imágenes alienta el sensacionalismo, el morbo y hace apología de un delito cuya raíz radica en la máxima violencia de género.

Además, les convoca a que en la cobertura informativa que realicen protejan la identidad de la víctima y no proporcionen su nombre, domicilio u otros detalles que permitan identificarla a ella o a sus familiares cercanos.

La nota completa aquí.