CHILPANCINGO, Gro., 24 de agosto de 2016.- Durante la sesión de la Comisión Permanente, diputados del Congreso de Guerrero arremetieron contra la solicitud de crédito de 158 millones de pesos que el Cabildo de Acapulco le autorizó al alcalde perredista, Evodio Velázquez Aguirre.

Los legisladores del PRI y Movimiento Ciudadano  (MC) coincidieron en que es “ilegal e improcedente”, mientras que el PRD defendió que se trata de un tema local que el gobierno de Acapulco puede y debe resolver solo.

El debate inició cuando el diputado del PRI, Samuel Reséndiz Peñaloza presentó un punto de acuerdo para exhortar al gobierno de Acapulco a que informe al Congreso acerca del préstamo que solicita al Grupo Financiero Interacciones.

Reséndiz Peñaloza acusó que hay una falta de respeto al Congreso porque el gobierno de Acapulco quiere impedir que el Legislativo ejerza sus facultades con los ayuntamientos, ya que dijo, pese a los problemas que el puerto tiene, su presidente municipal “protagónico y prepotente” le agrega otros problemas.

Agregó que: “no le parecen suficientes la inseguridad, la falta de agua potable, el desorden en el transporte público, el bacheo, el alumbrado, la contaminación, la mala planeación turística, sino que el alcalde contribuye con otros problemas, como la confrontación con este Congreso, con la falta de transparencia, la arbitrariedad y corrupción”.

Al debate se sumó el diputado Eduardo Cuevas Ruiz, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) quien señaló que el endeudamiento que pretende hacer Evodio Velázquez, al no solicitar permiso el Congreso representa una violación a la Ley 616 de deuda pública.

También intervino el coordinador de la bancada de MC, Ricardo Mejía Berdeja quien presentó un exhorto para que al Cabildo de Acapulco deje sin efecto la autorización para la contratación del millonario crédito, hasta que el gobierno municipal  otorgue los requisitos legales y explique los análisis comparativos por el cual determinó que Grupo Financiero Interacciones le ofrecía mejores beneficios.

La defensa del Ayuntamiento porteño vino de parte del diputado perredista Ernesto González Pérez, quien señaló que el Congreso debe centrarse en solicitarle al Cabildo de Acapulco la información correcta, porque aceptó que se desconoce el tema completo del préstamo, como los términos y criterios.

No obstante, González Pérez dijo que parecería que en el Congreso hay coordinación para golpear al alcalde de Acapulco y manifestó que al solicitar al Cabildo que deje sin efecto lo aprobado como planteó Mejía Berdeja, era exagerar de facultades y estar actuando con protagonismo político.

Una vez más el priísta Reséndiz Peñaloza subió a tribuna, para expresar que en el Congreso no existe relación para golpear a Velázquez Aguirre, pues dijo que “a ese no necesitamos coordinación para golpearlo, él se golpea solo. Lo que sí tenemos es coincidencia para salvaguardar la economía, si esto queda impune”.

Continuó: “Hemos escuchado que este crédito ya venía de la administración anterior, entonces ¿porqué aprobar algo que no hizo valido la administración pasada?, eso además de irresponsable te hace gandalla”.

Al final, las dos propuestas del PRI y MC fueron aprobadas por los diputados como asunto urgente, ya que fueron sólo los diputados perredistas, Ernesto González Pérez y Raymundo García, quienes votaron en contra. La representante de Morena, se abstuvo.